Al entrevistarte es casi seguro que te preguntarán sobre tus empleos anteriores y los motivos que te llevaron a salir de la empresa. Responde a estas preguntas con honestidad pero no pecando de indiscreto. Decir que tu exjefe “se la cogió contigo” o señalar que “la supervisora era una chismosa” no le suma a tu evaluación sino todo lo contrario puede restarle mucho.

via http://www.facebook.com/pages/p/994088347359076

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *